Chueca revive la fiebre por el flamenco | Somos Chueca - Salesas
Seleccionar página

Chueca revive la fiebre por el flamenco

El Centro Cultural Flamenco de Madrid acaba de abrir sus puertas en el número 6 de la calle Conde de Xiquena para difundir el arte y la cultura flamenca desde el corazón de Chueca

Espectáculo del Centro Cultural Flamenco Madrid | CENTRO CULTURAL FLAMENCO MADRID
Espectáculo de flamenco del Centro Cultural Flamenco Madrid | CENTRO CULTURAL FLAMENCO MADRID

Si en los años años 60 el Tablao de Manolo Caracol “Los Canasteros”, en el número 11 de la calle Barbieri, se convertía en uno los templos del flamenco de todo Madrid, hoy un nuevo espacio del barrio aspira a ser el digno sucesor de la cultura flamenca en la ciudad.

Con el nombre de Centro Cultural Flamenco de Madrid en la calle Conde de Xiquena número 6 acaba de abrir sus puertas este local dirigido por Rosana de Aza y con la bailaora Leilah Broukhimla a cargo de la dirección artística.

Un centro que, además de baile, también acogerá exposiciones y otro tipo de actividades relacionadas con el arte y la cultura flamenca. Todos los días, a las 19:30 horas, también podremos disfrutar en su auditorio (con aforo para unas 60 personas) de un espectáculo flamenco íntimo en el que no hay ni micrófonos ni altavoces.

“Lorca, Poeta flamenco” es el espectáculo con el que se presentan a los espectadores madrileños. Sobre las tablas, el cantaor Roberto Lorente, al guitarrista Víctor “El Tomate” y las bailaoras Leilah Broukhim y Eva Manzano homenajean al escritor granadino en el centenario de su llegada a Madrid.

Espectáculo “Lorca, Poeta flamenco” del Centro Cultural Flamenco Madrid | CENTRO CULTURAL FLAMENCO MADRID

Espectáculo “Lorca, Poeta flamenco” del Centro Cultural Flamenco Madrid | CENTRO CULTURAL FLAMENCO MADRID

Recuperando la esencia del “Los Canasteros”

Fundado en el año 1963 por el cantaor Manuel Ortega Juárez, más conocido como Manolo Caracol, el Tablao “Los Canasteros” fue hasta 1993, tal y como recuerda la placa municipal instalada en 2003, un lugar muy popular y frecuentado por artistas, intelectuales y toreros.

Por sus tablas pasaron figuras del flamenco como Pepe Marchena, Pastora Imperio, Juanito Valderrama, Pepe Pinto o La Niña de los Peines, por poner solo algunos ejemplos de las numerosas figuras que actuaron en él.

Tras el accidente de tráfico que sufrió Caracol en 1973 cuando se dirigía hacia “Los Canasteros”, este conocido tablao estuvo cerrado cinco años. Su reapertura tuvo lugar en 1979 y cerró sus puertas de manera definitiva en 1993 para transformarse en una discoteca, uso que conserva en la actualidad, aunque en otras manos.

Ahora el Centro Cultural Flamenco de Madrid toma el testigo de “Los Canasteros” y rescata su espíritu poniendo en valor la cultura flamenca y acercándosela al público en general desde el corazón de Chueca.

¿Dónde aprender a bailar flamenco?

Tras el cierre de la reconocida escuela de danza Karen Taft en junio de 2016, pocas son las alternativas para aprender a bailar flamenco dentro del barrio, como la recientemente inaugurada Escuela de Municipal de Música y Danza María Dolores Pradera

Si no conseguiste plaza allí para el curso académico 2018-2019, a muy poca distancia de Chueca tendrás la oportunidad de poder realizarte y aprender más sobre el flamenco y la danza española.

En la calle Marqués de Cubas, 25 se encuentra el Centro El Lucero, una escuela especializada en flamenco y danza española donde aprender a bailar, pero también a tocar las palmas, la guitarra y el cajón flamenco y hasta a cantar todos los palos del flamenco o mover la bata de cola.

El Lucero ofrece una de las más completas ofertas de cursos de flamenco y danza española de todo Madrid, pensados tanto para los adultos como los más pequeños de cada casa, con estilos que se enseñan en muy pocas escuelas de baile madrileñas, como la danza estilizada, la escuela bolera o las clases de baile para tablao.

Un buen punto de partida para dejarse llevar por la fiebre flamenca que comienza a resurgir de nuevo en Chueca, como en tiempos del mítico Manolo Caracol y su “Teatro Real de los Gitanos”.