El Paseo de Recoletos y Cibeles estrenan nuevo paisajismo | Somos Chueca - Salesas
Seleccionar página

El Paseo de Recoletos y Cibeles estrenan nuevo paisajismo

En total se han plantado 13.000 ciclámenes, distribuidos en las isletas y macizos alrededor de la Cibeles

Ciclámenes plantados en C/ Alcalá, a la altura del Palacio de Buenavista | SOMOS CHUECA
Ciclámenes plantados en C/ Alcalá, a la altura del Palacio de Buenavista | SOMOS CHUECA

La plaza de Cibeles, el paseo de Recoletos y la calle Alcalá lucen desde esta semana una nueva decoración floral a base de ciclámenes que, con sus tonos rosas, fucsias y blancos, hacen un poco más bonitas las islas y macizos que reparten la circulación del tráfico en el entorno de la Plaza de Cibeles.

Una replantación que se repite todos los años por estas fechas con diferentes especies de plantas, como las violas amarillas, especie vegetal elegida anteriormente para cubrir los cerca de 700 metros cuadrados de parterres en torno a la diosa Cibeles y su popular fuente.

En esta ocasión el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha elegido la planta ciclamen (cyclamen), una especie de invierno que tiene una gran capacidad de adaptación a las condiciones climatológicas de la ciudad de Madrid y que florecerá hasta el próximo mes de abril, cuando se proceda a la plantación de las plantas de primavera.

Tras retirar los restos de las anteriores flores de temporada los operarios prepararon la superficie para su nueva plantación aireando la tierra con el motocultor y añadiendo sustrato vegetal para reponer los nutrientes de la tierra. Una vez preparado ese lecho, se procedió a plantar una media de 18 ciclámenes por metro cuadrado.

La otra cara de la isleta verde de Alcalá

Isleta en calle Alcalá, frente al Palacio de Buenavista | SOMOS CHUECA

Isleta en calle Alcalá, frente al Palacio de Buenavista, con la nueva plantación de cliclámenes | SOMOS CHUECA

Aunque la mayoría de las isletas presentan un césped bien cuidado donde lucen las diferentes plantas de temporada, otras como la que separa los carriles de la calle Alcalá, a la altura del Palacio de Buenavista y el Banco de España, no corren la misma suerte.

La proximidad de dos de los monumentos más representativos de la ciudad, la fuente de Cibeles y el Palacio de Cibeles, hacen que muchos turistas invadan ese espacio verde para hacer fotografías sin tener que preocuparse por el tráfico. Un constante tránsito que ha provocado una considerable calva en el césped, tal y como se aprecia en la imagen superior.

Esta zona, por la que cruzan a diario numerosas personas, presenta un aspecto descuidado que contrasta con la cuidada plantación de flores de temporada, como los ciclámenes recientemente plantados. Tal vez convendría, como sugieren algunos vecinos, encontrar una solución para que no se pudiera pisar sobre el césped.