Vecinos de la calle Santa Brígida reclaman bolardos para evitar atropellos | Somos Chueca - Salesas
Seleccionar página

Vecinos de la calle Santa Brígida reclaman bolardos para evitar atropellos

Desde que la calle no cuenta con bordillos, conductores incívicos aparcan sobre las aceras, bloqueando el paso a los peatones, que deben caminar por la calzada para sortear a los vehículos mal estacionados

Coche mal aparcado bloqueando el giro de un furgón de policía en la C/ Santa Brígida | TW: @peatondemadrid
Coche mal aparcado bloqueando el giro de un furgón de policía en la C/ Santa Brígida | TW: @peatondemadrid

Las vecinas y vecinos de la calle Santa Brígida ya no saben qué hacer para evitar estacionamientos indebidos en su calle. Desde que se reformara la vía junto a otras diez de Chueca conductores particulares y transportistas aparcan sin ningún tipo de pudor sobre las aceras, obligando a los peatones a transitar por la calzada. Caminar por Santa Brígida se está convirtiendo en todo un deporte de riesgo.

Los conductores menos cívicos aprovechan la falta de bordillos del nuevo diseño de plataforma única, que sitúa al mismo nivel aceras y calzada, para invadir con sus vehículos y estacionar libremente, algunas veces con maniobras sorprendentes y que no solo bloquean la acera, sino que también interfieren en el tráfico rodado.

Para evitarlo, piden a los responsables municipales que, como en otras calles del barrio con la misma problemática, instalen bolardos en las aceras que disuadan a quienes aparcan mal de continuar haciéndolo.

Desde Línea Madrid, el servicio de atención a la ciudadanía del Ayuntamiento de Madrid, afirman que ya se han cursado varias solicitudes para su instalación y sugieren al vecindario que llamen a la policía cuando algún conductor infrinja las normas de aparcamiento.

Una medida que a los afectados les resulta insuficiente, pues el principal problema que se encuentran es que, al tratarse de estacionamientos breves (de entre 10 y 20 minutos), cuando llega la policía el coche, furgoneta o camión ya se ha marchado del lugar y no hay nadie a quien sancionar ni vehículo que retirar.

Sin multas ni bolardos los vecinos temen que la situación se mantenga en el tiempo y les preocupa que puedan producirse atropellos, especialmente entre las personas más mayores o con algún tipo de discapacidad visual.